No te rindas

“No hagas lo más fácil, haz lo necesario”.

Renunciar es resignarse a perder.

No seas de los que se dan por vencidos a medio camino, derrotados y abatidos. No formes parte del triste ejército de soldados que entregaron sus armas cobardemente y se sometieron a las circunstancias, cuando en realidad, tenían todo lo necesario para ser vencedores.

No te retires, pelea, pelea con todas tus fuerzas. Levanta tu cabeza y mira al frente con decisión. Observa más allá, echa un vistazo a la meta, falta poco, no desmayes.

El siguiente poema, de autor anónimo, es uno de los más populares entre los aprendices de vendedores y sus mentores.

 

No renunciar

Cuando las cosas van mal, como a veces pasa,

cuando el camino que estás batallando parece todo de subida,

cuando los fondos son cortos y las deudas son altas,

y tú quieres sonreír, pero tienes que suspirar,

cuando la preocupación te presiona un poco,

descansa, si debes, pero no renuncies.noterindas

 

La vida es extraña con sus giros y vueltas,

como cada uno de nosotros a veces descubre,

y muchas se convierten en fracasos,

cuando pudimos haber ganado de habernos aferrado.

No te rindas aunque parezca que vas lento,

puede que tengas éxito con el siguiente aliento.

 

Seguido la meta está más cerca

de lo que parece a un hombre cansado y desvanecido.

Seguido el luchador se ha rendido,

cuando pudo haber capturado la taza de victoria,

y nos damos cuenta demasiado tarde,

que tan cerca estuvo de la corona de oro.

 

El éxito es fracaso volteado al revés.

El brillo en las nubes obscuras de la duda,

y no puedes NUNCA saber que tan cerca estés.

Puede ser Muy Cerca cuando parezca muy lejos.

Así que quédate en la pelea, cuando más duro te peguen.

Es cuando las cosas van peor que no debes renunciar.

Existe una afirmación poderosa que dice: “Sigue adelante, sigue siendo fiel a tus sueños y se volverán realidad”.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *