Creatividad

Tener creatividad significa poseer la capacidad de concebir soluciones originales. Consiste en ver lo que todos ven pero pensar lo que nadie más ha pensado y hacer lo que nadie se ha atrevido hacer. Es aquella facultad del ser humano que combina inteligencia, imaginación y sentimientos, con la experiencia y el libre pensamiento, para optimizar, en alguna medida, la forma y calidad de vida.

 Generalmente, para crear, hacemos uso de cosas que ya están, elementos existentes, y al juntarlos de distinta forma obtenemos nuevos resultados. Entonces ideamos, diseñamos, desarrollamos y engendramos nuevos productos con un sello de nuestra personalidad y manera de pensar.

Generar creativamente significa, además, conocer, analizar y descubrir novedosos conceptos, ideas y soluciones. Las creaciones resultan del esfuerzo o trabajo de quien las desarrolla; pero existe la probabilidad de arribar a un producto original en forma casual e imprevista como un resultado valioso de acciones o sucesos no planificados ni orientados al hallazgo de tales resultados, como ocurrió con tantos inventos y descubrimientos.

La creatividad comienza con la innovación, el aprovechamiento de una oportunidad o la solución de problemas, es aplicable al desarrollo de respuestas novedosas, y termina cuando esas claves se consiguen.

 Convenimos, entonces, que la creatividad obedece a un cúmulo de factores pero, en la mayoría de los casos, se pasan por alto, y son aquellas cosas que hacemos por el solo gusto de hacerlas, por diversión, por el enorme placer de superar los retos que nos plantean.

 En un mundo acostumbrado a imitar, copiar y plagiar, los creativos llaman poderosamente la atención y, muchas veces, no llegan a ser reconocidos. Por eso es necesario alentarlos y aplaudirlos cuando sus logros contribuyen a mejorar nuestra calidad de vida.
 Muchas de las creaciones y novedades que hoy nos asombran y maravillan, han surgido gracias a la capacidad de personas que no cejan en el empeño de mejorar y renovar lo ya impuesto y establecido. Mientras exista esa “raza innovadora” no dejaremos de sorprendernos ante lo que nos proponen. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *