Palabras de aliento

Las voces que llevan esperanza, consuelo y fortaleza, siempre son y serán bienvenidas en la vida de todo ser humano.
En distintos momentos de la vida e inclusive del mismo día, se hacen necesarios los mensajes que nos lleven a pensar que no todo está perdido, que existen salidas, soluciones, que es posible seguir avanzando a pesar de los distintos escollos que podamos encontrar a nuestro paso.
Un fracasado es un hombre que ha cometido un error, pero que no es capaz de convertirlo en experiencia. Elbert Hubbard

El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia. Henry FordLo mejor te llega si no te rindes frases de aliento

No digas: es imposible. Di: no lo he hecho todavía. Proverbio japonés
Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad. Albert Einstein
Piensa en lo peor que te podría suceder y después da gracias a Dios por lo bien que estás. Dale Carnegie

Hay hombres que luchan un día y son buenos, hay otros que luchan toda la vida y son mejores. Héctor del Mar

Los más certeros, profundos y eficaces pensamientos que pueden levantar el ánimo a la persona más abatida o desalentada, los encontraremos sin dudas, en La Biblia: en ella se mencionan muchos versículos y pasajes para las diferentes situaciones diarias, nosotros hemos escogido algunos versículos de los muchos que pueden aplicarse a las diferentes circunstancias en nuestras vidas.

Dijo: Jehová es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador;
Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y el fuerte de mi salvación, mi alto refugio; Salvador mío; de violencia me libraste. 2 Samuel 22:2-3

Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. Isaías 40:31

En mi angustia invoqué a Jehová, Y clamé a mi Dios. El oyó mi voz desde su templo, Y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos. Salmos 18:6

Que estas palabras de aliento germinen cual semillas en las mentes y llenen de esperanza los corazones. 

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *