Saber comer II

Dejemos las frituras y  gaseosas sólo para algunas ocasiones o fin de semana, ya que no aporta ningún beneficio al organismo, sólo suma calorías.

 

Tratemos de elegir siempre pan integral con semillas, ya que los mismos poseen muchas fibras que favorecen al tránsito intestinal.

 

Tomar en el verano de 2 a 3 litros de agua, sin incluir mate o tereré.fitness-1541051_960_720

 

Acompañar siempre una buena alimentación  con actividad física de 3 a 4 veces por semana.

 

La buena alimentación  arranca por saber elegir  lo que nos conviene,  por lo tanto debemos comenzar, desde temprana edad, a  enseñarles nuestros hijos lo conveniente de reemplazar una galletita por una fruta, un jugo comprado por un jugo natural hecho en casa, una milanesa o empanada frita por una hecha en el horno, hamburguesas por un sándwich de lomito hecho con carne magra, etc.

 

El resultado de nuestra opción se verá reflejado en la salud del mañana. Valoremos nuestra salud y empecemos a asimilar y elegir una alimentación sana.

 

Gladys Noemí González  * Licenciada en Nutrición

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *