Expectativas

Cuando llega el final de cada año, se renuevan las expectativas, los deseos, los sueños y los anhelos. Hay un pensamiento y una creencia generalizados de que, como por arte de magia, en la exacta media noche del 31 de diciembre, se produce un click y todo cambia según nuestras aspiraciones.

Debemos entender que, por más que lo ansiemos, no hay magia ni milagros, y el 1 de cabalas-articuloenero todo seguirá como el día anterior. Nada cambiará por el hecho de haber comido doce uvas, o tres cucharadas de lentejas, o haber vestido ropa blanca. Todas esas creencias, tradicionales y con fuerte arraigo popular, no dejan de ser simples artilugios que, por sí solos, no aseguran ningún futuro venturoso.

-¡No veo la hora de que termine este año!

-Quiero que llegue el año nuevo para que todo cambie…

-Estoy empujando al año que se termina para que mejore la situación…

Estas son algunas de las frases que solemos decir o escuchar. Puras expresiones de deseo, nada más que eso. Y se las difunde porque queremos seguir creyendo que, por efecto de algún hechizo, todo cambiará para mejor, automáticamente, luego de las doce campanadas y de la tercera copa de la bebida que hayamos elegido para brindar.

Lo único que cambia por efecto, no de la magia sino del convencionalismo, es el almanaque. El resto dependerá de nosotros, del empeño que pongamos en la tarea de modificar las circunstancias adversas para convertirlas en situaciones favorables.

No perjudica a nadie aferrarse, por unos minutos, a la esperanza de que, por el simple hecho de haber cambiado de año, todo lo malo desaparece y lo bueno ocupa ese lugar. Pero sí es dañino creer en los encantamientos, en los príncipes azules y las hadas madrinas, porque no nos permite desarrollarnos como personas. Y ese desarrollo se consigue, no con cábalas ni sortilegios, sino con el estudio, el aprendizaje y, fundamentalmente, el trabajo.

El año nuevo será bueno si nos proponemos que sea bueno. Y, si no lo conseguimos solos, unámonos a otros para lograr que cada almanaque, al deshojarse, deje un balance positivo en todos los aspectos de la vida. MGT/10.-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.